Templo Mayor


En el Templo Mayor se veneraban dos divinidades: a Huitzilopochtli, dios solar de la guerra y patrón de los mexicas, y a Tláloc, dios de la lluvia vinculado de manera directa con la agricultura. Por lo anterior, las cuatro primeras salas están dedicadas a Huitzilopochtli y la guerra, mientras que las restantes tratan sobre Tláloc y la agricultura; sin embargo, la pieza estelar es la diosa lunar Coyolxauhqui, al centro del museo, cuya magnitud y belleza es notable en los acabados y la conservación.